El último vagón, de Ángeles Doñate

Comparte

Esta historia nos lleva a unos años atrás, cuando Ikal estudiaba en un vagón de tren junto a otros niños de diferentes edades y un maestro, Ernesto, que no dejaba que sus alumnos se perdieran en el desánimo, aunque no siempre lo consiguiera, y los empujaba a soñar despiertos sobre su futuro, sobre qué querían ser y sobre lo que él veía en ellos. Y de repente nos trae a un presente en el que la burocracia y los tejemanejes políticos y económicos, los intereses y el egoísmo desmedido, convierten a ese vagón, ahora viejo y lleno de capas de pintura, en el último de una especie que tiene las horas contadas, y que espera la firma de Hugo en un informe para poner punto y final a un momento de la historia de la educación.

Seguir leyendo…